I. Introducción
II. Cómo Utilizar un Currículo
III. Requisitos de un Currículo Escrito
IV. Cómo Empezar
V. Diseñando el Currículo
VI. Esquema del Currículo
VII. Lecturas recomendadas
Apéndice A:
Muestra de la Asignatura Estudiantil
Apéndice B:
Métodos de Evaluación
Apéndice C:
Metas y Objetivos de la Medicina de Emergencia
La Forma de Evaluación
Propuesta Para un Sistema de Medidas

VI. Esquema del Currículo

A. INTRODUCCIÓN- Esta sección provee un breve resumen del programa, sus recursos y su filosofía educativa.

B. TEMAS O DISCIPLINAS QUE SE VAN A ENSEÑAR- En esta sección se provee una lista de asignaturas que se enseñaran durante la residencia. Este es el marco en torno al cual se diseñará el programa. Es esencialmente un modo de separar el tema amplio, Medicina de Emergencia, en una serie de asignaturas diferenciadas y manejables. En este documento el currículo se organiza de acuerdo con las amplias disciplinas médicas, pero se pueden utilizar otros métodos, tales como: sistemas de órganos o títulos del Contenido Medular.

C. CURRÍCULO DE TEMAS INDIVIDUALES- En esta sección, se provee un currículo por cada tema. Esto incluye: metas, objetivos, métodos de ejecución, técnicas de evaluación y retrocomunición. Es importante describir cómo variarán los objetivos y los métodos de ejecución dependiendo del escenario clínico y el año de entrenamiento. Por ejemplo, Anestesia (Apéndice A) no sólo se describe como una rotación clínica, sino también como un tema enseñado en la Sala de Emergencia. Existen distintos objetivos en Anestesia por cada año del programa y distintas actividades para lograr estos objetivos. Ya que ésta es la forma en que el tema es enseñado, es probable que esta descripción sea la más precisa que la típica descripción aislada de una rotación de Anestesia. Descripciones como esas también proveen una evidencia sólida que las responsabilidades escalonadas existen en un programa.

Los apéndices A y C proveen ejemplos de un esquema básico o lista de temas dentro de los cuales la Medicina de Emergencia se puede subdividir, así como una descripción del currículo para Anestesia. Este último se provee como un ejemplo de los elementos esenciales que deben de ser incluidos en un currículo, no como un modelo de cómo un programa particular debe ser estructurado. El apéndice D enumera las metas y objetivos para cada uno de los 24 temas del Apéndice C. Estos pueden ser fácilmente modificados para describir las características únicas de un programa en particular.

D. EVALUACIÓN- Un sistema de evaluación cuidadosamente planificado es el instrumento que utilizan los programas para determinar si los objetivos del programa se cumplieron o no. Los métodos subjetivos y objetivos pueden ser incorporados efectivamente a un programa de residencia. Los métodos de evaluación seleccionados deben ser concordados con la ejecución o el comportamiento particular que se desea medir. Las técnicas objetivas son mejores para medir ejecuciones cuantitativamente (por ejemplo: cantidad de pacientes vistos, cantidad de procedimientos desarrollados satisfactoriamente, puntuaciones de pruebas cortas, asistencia a las conferencias). Las técnicas subjetivas se utilizan frecuentemente para comportamientos complicados o para evaluaciones cualitativas (por ejemplo: juicio en el manejo de un paciente, destrezas interpersonales). Las evaluaciones se pueden diseñar para probar el estándar mínimo de una ejecución (por ejemplo: habilidad para entubar) o pueden ser comparaciones relativas entre las personas examinadas (por ejemplo: percentil en el examen de servicio de ABEM). Ambos métodos tienen sus fortalezas y debilidades, por lo que la mayoría de los programas utilizan una combinación de parámetros de ejecutorias relacionados con el método apropiado para un objetivo particular.

Los instrumentos de evaluación deben corresponder con los objetivos del programa. Demasiadas evaluaciones enfocan excesivamente en una variedad de características subjetivas del residente pero nunca determinan si los residentes lograron los objetivos del programa. Todas las evaluaciones escritas deben referirse específicamente a los objetivos educativos relevantes (ver Apéndice A).

Además de las evaluaciones de rotaciones específicas o del curso, es necesario describir el sistema general de evaluación que existe en el programa educativo. El Apéndice B describe una cantidad de métodos de evaluación que se pueden utilizar.

E. RETROCOMUNICACIÓN- Es el mecanismo por el cual los residentes y la facultad conocen si están cumpliendo con los objetivos del programa. Esta sección del currículo debe describir el sistema general por el cual se compartirá con los residentes y con la facultad la información obtenida del proceso de evaluación. Debe estar claro que la retrocomunicación se provee de manera regular y sistemática. Las responsabilidades precisas de varios miem bros de la facultad en el proceso de la retrocomunicación deben estar detalladas y se debe proveer un itinerario para dichas actividades.

Se deben describir ambos métodos, el formal y el informal. Por ejemplo, los mecanismos formales pueden incluir evaluaciones escritas y revisiones semi-anuales; y los mecanismos informales pueden incluir comunicaciones verbales o escritas directas relacionadas con un suceso específico.

F. CONTENIDO DEL PROGRAMA- Todo currículo debe contener una lista de la materia de estudio que el programa pretende enseñar, ejemplo: el contenido del programa. Esta tarea ha sido simplificada en la Medicina de Emergencia por la disponibilidad del Contenido Medular. No obstante, la simple reimpresión del Contenido Medular e inclusión en el currículo no es informativa. En cambio, el currículo debe incluir un sistema que conecte los puntos del Contenido Medular con los objetivos educativos específicos del programa. Esto documentará que el programa está diseñado para enseñar todos los puntos importantes del contenido. En el Apéndice E se ha hecho una remisión del Contenido Medular con la lista de metas y objetivos que se proveen en el Apéndice D. Además, se ha hecho otra remisión de la lista de metas y objetivos para indicar los puntos del Contenido Medular relacionados.